La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica compleja, con numerosas implicaciones en otros órganos y sistemas. Además de las complicaciones habituales, como la retinopatía (patología de la retina), la nefropatía (patología renal) y el pie diabético, existen varias afecciones comúnmente asociadas con la diabetes mellitus. A continuación, compartimos las principales enfermedades asociadas con diabetes mellitus:

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune que afecta a 1 de cada 100 personas, pero no todas acaban recibiendo un diagnóstico correcto. Dentro de esta enfermedad, los pacientes tienen intolerancia al gluten. El gluten desencadena una reacción inmune en su cuerpo, destruyendo la mucosa intestinal.

La enfermedad celíaca es más común entre las personas con diabetes tipo 1, ya que ambas tienen un componente autoinmune. La enteropatía glutenica o enfermedad celíaca es diagnosticada por un gastroenterólogo, después de un análisis de sangre específico y después de una o más endoscopias. Las guías clínicas actuales recomiendan realizar pruebas a todos los niños con diabetes tipo 1 para detectar la enfermedad celíaca.

Trastornos de la tiroides

Hay dos tipos principales de patología tiroidea: hipotiroidismo (cuando no se producen suficientes hormonas tiroideas) o hipertiroidismo (cuando se producen cantidades excesivas de hormonas tiroideas).

Estas dos patologías son más comunes entre las personas diabéticas que entre la población general, especialmente entre las personas con diabetes tipo 1. Tanto los adultos como los niños pueden verse afectados. Ninguno de los dos, hipo o hipertiroidismo, se puede curar. Sin embargo, son controlados eficazmente por el tratamiento farmacológico.

Síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección cada vez más común, que afecta hasta al 10% de todas las mujeres. En este caso, no es la diabetes la que conduce al desarrollo de este síndrome, sino viceversa. Los pacientes con SOP tienen un mayor riesgo de desarrollar tolerancia a la insulina, aumento de los niveles de insulina en la sangre y, posteriormente, diabetes mellitus tipo 2. Aproximadamente el 10-20% de los pacientes con síndrome de ovario poliquístico, eventualmente desarrollan diabetes mellitus.

Esta condición puede ser tratada, pero no curada. Las opciones de tratamiento implican principalmente mantener un peso óptimo y evitar el estilo de vida sedentario, que a veces requiere tratamiento con medicamentos hormonales.

Diabetes Mellitus

Diabetes insípida

La diabetes insípida ocurre cuando no hay suficiente secreción de vasopresina, también llamada hormona antidiurética, o cuando la vasopresina ya no tiene suficiente acción sobre los riñones. Esto significa que el cuerpo producirá mayores cantidades de orina, ya que los riñones ya no pueden absorber agua. La diabetes insípida y la diabetes mellitus son dos patologías separadas, diferentes desde múltiples puntos de vista. Sin embargo, los pacientes con diabetes mellitus también pueden desarrollar diabetes insípida.

Tiene un efecto calmante sobre el dolor muscular

Los trastornos musculares y osteoarticulares pueden afectar a cualquier persona, pero los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar los siguientes problemas:

  • Movilidad articular limitada. Las articulaciones pierden su flexibilidad normal, volviéndose menos móviles. Aunque afecta a las articulaciones de la mano con mayor frecuencia, también puede afectar a la muñeca, el codo, las rodillas, el cuello y la espalda baja. A menudo se asocia con otras complicaciones de la diabetes, como la retinopatía y la nefropatía.
  • Hombro congelado. El hombro congelado es un problema de la articulación del hombro, caracterizado por rigidez, dolor y movilidad muy limitada a ese nivel. Ocurre con frecuencia entre las personas que han tenido diabetes durante muchos años. Requiere tratamiento analgésico e incluso cirugía.
  • Contractura de Dupuytren. Dentro de esta condición, se produce una contracción específica de los dedos, especialmente los dedos 4 y 5 de la mano.
  • Síndrome del túnel carpiano. Los síntomas de este síndrome incluyen dolor, entumecimiento, dolor y parestesia en la mano y la muñeca. El dolor empeora por la noche.

Problemas dentales

Las enfermedades dentales son más comunes entre los pacientes diabéticos. Se estima que las personas con diabetes son 3 veces más susceptibles a las enfermedades dentales que la población general. El riesgo es aún mayor en el caso de los pacientes con diabetes tipo 1. Las afecciones que pueden ocurrir son diversas y tienen diversas causas. Por lo tanto, es importante visitar al dentista regularmente, una vez cada 6 meses como mínimo, e informarle que padece diabetes mellitus.

Hemocromatosis

La hemocromatosis es una afección hereditaria transmitida. Dentro de él, hay una mayor producción de hierro, que se acumula en el cuerpo y se deposita en algunos órganos: hígado, corazón, páncreas. A menudo se asocia con diabetes mellitus, debido a la deposición de hierro en el páncreas y el daño, de esta manera, de las células insulares.

Pancreatitis

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, un órgano de pequeño tamaño, ubicado en la porción posterior de la cavidad abdominal. El páncreas es la sede de la producción de insulina, producida y secretada por células insulares de tipo beta. La pancreatitis puede ser aguda o crónica.

Pancreatitis aguda

Ocurre cuando el páncreas se inflama gravemente, en un corto período de tiempo. Los signos y síntomas comunes de esta patología aguda incluyen:

  • Dolor abdominal muy intenso que no deja dormir al paciente por la noche
  • Náuseas, malestar
  • Dificultad para la digestión
  • Diarrea

El diagnóstico y el tratamiento especializado, en un hospital, son esenciales. Sin embargo, la recuperación es bastante rápida y el pronóstico es bueno.

Pancreatitis Crónica

Si el páncreas se inflama y permanece así durante mucho tiempo, las células pancreáticas se lesionan, a veces irreversiblemente, y ya no pueden realizar sus funciones. Además de los síntomas de la pancreatitis aguda, en la versión crónica, también hay:

  • Heces con alto contenido de grasa
  • Pérdida de peso involuntaria

La pancreatitis crónica requiere tratamiento a largo plazo para prevenir complicaciones graves como el cáncer de páncreas. Además, 1 de cada 3 pacientes con pancreatitis crónica desarrolla diabetes mellitus, la llamada diabetes tipo 3.