El descanso, las horas de sueño y la calma son vitales para mantenernos sanos físicamente, y, aunque muchas veces lo obviemos, también psicológicamente y anímicamente. Por ello, una cama de calidad es vital y necesaria para obtener un sueño reparador, evitando la falta de sueño y maximizando el bienestar. La falta de sueño es una de las principales causas de fatigas y de estrés en la población, sacrificando horas de descanso para dedicarlas a otros quehaceres. De forma regular, debemos tender a la regla de las 8 horas para minimizar estos problemas, dedicando 8 horas al trabajo/estudio, 8 horas al descanso y 8 horas al ocio y el resto de tareas del día a día.

En este artículo, vamos a centrarnos en el mobiliario necesario para optimizar las «8 horas de descanso», que, como bien sabemos, son difíciles de conseguir con el ajetreado día a día de la vida. Por consiguiente, será aún más importante disponer de materiales de calidad para descansar lo máximo posibles, y, si visita Kiona Decoración podrá encontrar este tipo de mobiliario para descansar. A lo largo del post veremos los diferentes elementos que deben combinarse para conseguir esa sensación única de sosiego y quietud.

Colchones

El colchón es el elemento más importante de cualquier cama, siendo una pieza almohadillada y flexible que se sitúa sobre el somier para tumbarse. En la actualidad, los colchones de mayor calidad son los modelos de colchón viscoelástico, un nombre que hemos escuchado en numerosas ocasiones, que repetimos, pero, que realmente no todo el mundo termina de comprender. De manera simplificada, el material viscoelástico es un poliuretano flexible desarrollado por la NASA que ofrece propiedades únicas para evitar la presión y lograr una adaptación al peso.

Dicho de otro modo, se adapta perfectamente al cuerpo humano, al estar formado de diferentes capas que sustentan la presión, logrando un grado de firmeza perfecto.

Por otro lado, debe hablarse también del tamaño del colchón, dividiéndose en primer lugar entre colchones individuales y colchones dobles o de matrimonio. Los colchones individuales más tradicionales tienen una medida de 90 centímetros de ancho, existiendo también una medida superior de 105 centímetros. En cuanto al largo, la medida mínima suele situarse en los 180 centímetros, siendo necesario que dicha medida sea superior a la altura de la persona. En cuando a camas de matrimonio o camas dobles, el ancho suele situarse en los 135 centímetros, existiendo colchones más grandes de 150 centímetros, 180 centímetros e incluso 200 centímetros.

Colchones del Rincón del Saber

Somieres y bases

En segundo lugar, debemos hablar del somier, definido como el conjunto formado por la base sobre la que se coloca el colchón, junto al propio colchón. En este caso, los somieres tradicionales son bastidores de madera o metal que se utilizan para soportar el peso del colchón y distribuirlo por la base, estando formados por láminas de madera o de otro material.

En la actualidad, el tipo de somier más habitual es el canapé o arcón con taza abatible, al proporcionar un espacio bajo el colchón que sirve para almacenar toda clase de objetos. Este tipo de canapé cuenta con pistones hidráulicos que facilitan la apertura y el cierre, maximizando el espacio de la habitación.

AlmohadaS

En tercer lugar, debemos hablar de las almohadas, definidas como cabeceras o cojines mullidos que se colocan bajo la cabeza para favorecer el descanso. El objetivo del uso de las almohadas es conseguir mantener la columna vertebral recta para evitar tensión en el cuello y la nuca.

Como sucede con los colchones, las almohadas más habituales son los modelos viscoelásticos, permitiendo una mayor adaptación a la cabeza, evitando las malas posturas y reduciendo al máximo la prolongación de dolores articulares durante el descanso.

Otros productos para el descanso

En los últimos años, viene siendo muy habitual la compra de un sofá-cama para las casas, en previsión de posibles visitar que requieran de un lugar para descansar. Un sofá-cama es un modelo de sofá que incluye en su interior un colchón estrecho que puede desplegarse, y, abrirse, dando como resultado una cama para que puedas descansar las visitas.

Otras opciones para las visitas son los colchones hinchables, usados habitualmente también en las escapadas en tiendas de campaña. Un colchón hinchable es un modelo de colchón que se guarda sin aire, ocupando muy poco espacio, y, que mediante un sistema de inflado, se llena de aire para poder descansar. Este tipo de complementos son perfectos para unos pocos días, no siendo recomendables para periodos prolongados de tiempo, al no ser tan cómodos como los colchones viscoelásticos.